16/2/12

Mantequilla de albahaca, ajo y miel.


Cuando compramos albahaca fresca se usa muy poca cantidad por su sabor fuerte, esta es una de esas hierbas deliciosas pero que si se prepara una pasta con exceso de albahaca es un desastre total, es por eso que usualmente sobra mucha y se daña muy rápido, por lo que a mí me gusta hacer mantequilla con el sobrante; es bien sabido que la grasa conserva los alimentos así que es perfecto para los sobrantes de hierbas. Estas mantequillas además de deliciosas, son facilísimas de preparar.

Las mantequillas son hechas de grasa animal, como la leche de vaca, cabra y otros animales de los que se consumen su leche, y las margarinas son vegetales hechas con canola, girasol, soya, etc. Las mantequillas de sabores, así se les diga mantequillas son hechas con margarina, bueno, se podrían hacer con mantequillas, pero personalmente creo que debido a su alto contenido graso, y lo deliciosas que son, lo poquito que nos permitamos comerlas se deben disfrutar en su sabor original. 

Ingredientes: 
1 barra de margarina.
1 manojo de albahaca. 
1 diente de ajo (quitar la parte central del ajo, es la parte más amarga y fuerte).
4 cucharadas de miel.
Papel parafinado.

Preparación: Se pone en un recipiente la margarina a temperatura ambiente se empieza a ablandar con un tenedor y al mismo tiempo se agrega la albahaca finamente picada, el diente de ajo rayado y la miel a temperatura ambiente. Se revuelve vigorosamente para que los ingredientes suelten mucho sabor hasta el punto de pomada, que no es otra cosa que muy blanda. Se ponen en papel parafinado (yo reusé los que venían con la margarina), pueden hacer las porciones que deseen, se les da forma de cubo, se cierra el papel, y se llevan al refrigerador para que endurezcan, eso es todo, más fácil imposible, y es perfecta para untar el pan de su preferencia a cualquier hora del día. 

Pueden hacer mantequillas de muchos sabores y de cualquier hierba. Experimenten! 



No hay comentarios:

Publicar un comentario