16/3/12

Cake pops de brownie y blondie con frosting de queso crema


Los Cake Pops, esos pequeños trozos llenos de remordimiento, no aptos para diabéticos, y honestamente no deberían ser aptos para niños, (ese montón de azúcar los debe disparar hasta enloquecernos a todos), pero es bien sabido que el mundo de lo no apto, es el mejor. 
Esos trozos de tentación se han hecho tan populares, que decidí hacerlos, y eso que no soy fanática de los dulces, pero son visualmente tan llamativos, que esa fue la única razón para hacerlos, es más los hice y no los probé hasta el otro día. 
Pero si usted es un empedernido amante de los dulces, seguro estos bombones lo matarán, de dicha obviamente.

¿Qué es un Cake Pop? no es más que un amasijo de migas de pastel mezcladas con crema y recubiertos de algún dulce de leche y sprinkles. Calculen, pastel=dulce crema=dulce cobertura=dulce sprinkles=dulce o sea la dulzura total. 
Mi veredicto: deliciosos, pero uno al año.

Los hice siguiendo esta receta de Bakerella, ella es la reina indiscutible de los cake pops, cake balls, cupcake pops, cupcake bites y un montón más de delicias, ella es algo así como la inventora (sujeto a revisión), pero seguro es la que los ha hecho tan famosos.

El frosting lo hice siguiendo esta receta pero le quite cantidad de azúcar (toda esa azúcar me tenía muy preocupada, inclusive reduciendo el azúcar quedan bastante dulces). Pero se los digo yo, alguien que no se lleva bien con el dulce, así que pueden hacer caso omiso a mis recomendaciones. 

Migas de 3 brownies y 1 blondie.

Se le agrega el frosting y se revuelven muy bien hasta que se integre todo.

Se amasan pequeñas bolas y se refrigeran por al menos 30 minutos para que estén más consistentes. Es tal la popularidad de estos dulces que venden este aparato para hacerlos.

Se puede usar la cobertura que prefieran, en eso de fundir chocolate o dulces de leche soy bastante torpe, así que busquen sugerencias o pregunten a algún amigo experto. 

 Cubran y sacudan los excesos suavemente, importantísimo que sea suavemente.

Cubran de sprinkles y dejen reposar para que se endurezca la cobertura, yo los prefiero fríos por lo que los guardé en la nevera.

Pueden empacar para regalarlos a sus amigos, es un bonito detalle.

Esta fue mi experiencia con los cake pops, y como decimos, no dieron un brinco entre mis conocidos, los amaron. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario