3/4/12

Salsa casera de tomate



Siendo esta receta tan fácil, me cuesta entender por qué algunos prefieren comprar salsas de tomate super procesadas y artificiales que para ser honestos son un delito gastronómico, sabiendo que no se necesita mucho tiempo ni habilidades culinarias extraordinarias, esta es una receta que cualquier antojado puede hacer. 

Ingredientes: 
5 tomates grandes maduros sin cáscara.
1/4- 1/2 cebolla.
3 cucharadas de aceite de oliva.
3-4 hojas de albahaca fresca, (o seca en caso de no encontrarla fresca).
Sal, pimienta y orégano seco al gusto.
Ajo opcional, 1/2 diente. 

Preparación:
Licuar 3 tomates junto con la cebolla, la sal, la pimienta, el orégano, 1 hoja de albahaca, el aceite de oliva y el medio diente de ajo. Poner a cocinar este licuado a fuego bajo.

Picar en cubos los 2 tomates restantes, agregarlos al licuado y cocinar a fuego bajo revolviendo ocasionalmente hasta que sea una salsa consistente. Revise el sabor por si desea agregarle más sal o pimienta, y eso es todo, lista para disfrutar. Sírvala y pique hojas de albahaca fresca en ella.

Esta salsa la puede usar para cualquier pasta (espaguetis, raviolis, lasaña...), o para acompañar nachos y comida mexicana, para lo que le puede agregar algún picante. 

Si es más laborioso la puede almacenar por mucho tiempo en conservas teniendo salsa a la mano para usar, o para regalar.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario