23/9/14

Comida reconfortante (1ª entrega)


Como muchos de nosotros, (por no decir todos), de vez en cuando necesitamos un plato de comida que nos llene no sólo físicamente, sino también nostálgicamente en esos días en que estamos cabizbajos y necesitamos que nos devuelvan el espíritu. Mucha de esa comida suele relacionarse con la casa, la familia, la abuela, la mamá... en fin. Aquellos sitios y personas que nos hacen sentir a gusto y contentos. Suelen hacer parte de estas preparaciones platos tibios, como sopas, coladas y guisados, platos altos en carbohidratos como pastas y amasijos que suelen ser muy fáciles de hacer, y preparaciones dulces que no hace falta enlistar. Es comida con la que nos consolamos, que no es la más saludable pero que seguramente es completamente sano que de vez en cuando nos ayude a subir el ánimo. Así que no abusemos de ella.


Esta comida en conocida como "Comfort Food", ← y tiene explicaciones culturales y psicológicas del porqué la necesitamos. 

Quiero hacer en el blog una pestaña con este tipo de preparaciones, pero todavía no sé cómo llamarla; no me convence del todo tener el nombre en inglés, y "comida reconfortante" me parece muy serio. Así que si tienen algunas ideas, espero me las compartan en los comentarios. 

En cuanto a las fotos, como queremos comer inmediatamente, las tomaré con mi celular y listo. Así que serán fotos básicas.


Pasta con vegetales grillados 
y queso para asar, en salsa de pimienta.

Suena complicado pero no lo es, en serio. Cuando necesitamos reconfortarnos lo necesitamos lo más rápido posible, así que estas preparaciones deben ser rápidas y fáciles si queremos hacerlas nosotros mismos.


Ingredientes (dos personas)
150 gr de espaguetis
1/2 calabacín
1/2 berenjena
1/2 cebolla cabezona
1 tomate
1/4 de coliflor
1/2 zanahoria pequeña
2 tajadas de queso para asar
Aceite de oliva para el grill
Sal y especies al gusto (usé ajo con perejil seco de Badia que me fascina con locura)
*Opcional: unas goticas de aceite saborizado de trufas negras para poner sobre el plato servido

Para la salsa
1 taza de leche
1 cucharada no muy llena de fécula de maíz
Mucha pimienta
Sal y otras especias al gusto (yo use las sales Pishqa de tomates y de setas) si están en Colombia se las recomiendo.


Preparación:

En este tipo de preparaciones tenemos que hacer logística para que todo vaya quedando listo al mismo tiempo, así que traten de pensar que pueden ir haciendo mientras hacen lo otro... Por ejemplo, primero pongan el agua para la pasta y  hagan la mezcla de la salsa y las van haciendo a fuego muy lento mientras hacen todo lo demás. 

-Para la salsa se mezclan todos sus ingredientes en frío, en especial la cucharada de fécula de maíz para que se diluya muy bien, y cuando la pongan al fuego nunca dejen de revolver por mucho rato para que no queden grumos. 

-Cortar todos los vegetales en trozos medianos, condimentar y poner a calentar el grill con el aceite de oliva. Poner todos los vegetales a fuego medio-alto hasta que queden bien dorados pero si dejarlos quemar.

-Cuando vayan viendo que ya casi están los vegetales, pongan a hacer la pasta hasta al termino que les gusta, lo más recomendable es al dente. 

-Corten el queso para asar en cubos y llevarlos al grill con el resto de vegetales. En este momento la salsa ya debe estar lista y no muy espesa, en caso de que esté muy espesa pongan un poquito más de leche.

-Revisen que todo esté bien de sal.

-Cuelen la pasta, sírvanla y añádanle la salsa, completen el plato con los vegetales y el queso encima.

-*Terminar con unas goticas de aceite saborizado de trufas negras y acompañen con un pedazo de pan francés. 

¡Y a disfrutar!


Tip: mientras comen revuelvan  los vegetales con la salsa y espaguetis, el dorado de los vegetales le dará un sabor  D E L I C I O S O  a la salsa. 


Y esta fue la primera entrega de la comida reconfortante que espero pronto tenga una pestaña en el blog con la ayuda de ustedes.  Ahh, y también cuéntenme cuál es su comida reconfortante favorita. Después les compartiré la mía aquí, con receta y todo... 


PS. Después de este plato la barriga llena y el corazón contento me devolvieron a la vida.

1 comentario:

  1. Hola Juliana Con Sal. Donde puedo conseguir el Aceite de trufas negras. Saludos. Me encantan tus recetas.

    ResponderEliminar