4/3/15

La golosina más rica y más fácil de hacer de todas todas.


Ha pasado tooooda una vida para encontrar mi dulce favorito, que como lo he mencionado antes, las cosas dulces me cuestan trabajo y no me complacen mucho, pero estos crocantes chocolatosos llenaron todas mis expectativas, creo que cuando los probé, se me dilataron las pupilas, se me erizó la piel y lloré un poquito,  ¿y adivinen? los aprendí a hacer de primerísima mano de Sumito Estéves en el taller en que estuve con él.

Y pues claro, cómo no compartirlos con todos.

Pero primero voy a hacer una aclaración, no es el dulce más dulce, pero eso depende de ustedes y su gusto. La receta original es con chocolate amargo, pero ustedes pueden usar el que prefieran. Aunque una de las grandes ventajas de esta preparación es que al ser con todos estos ingredientes saludables y un chocolate de buena calidad sin mucho azúcar y sin leche, hacen de estos crocantes una golosina perfecta además es vegana— y una excelente fuente de fibra,  pero ustedes pueden personalizarlos como quieran. 

Ahora sí, prepárense para hacer algo delicioso...


Esta es mi versión de la receta (la original sólo tiene cereal y chocolate), quise adicionarle todas esas otras cosas ricas que me parecía iban muy bien, y ustedes pueden hacer los mismo y adicionarle las cosas que gusten.

Ingredientes: (15 crocantes)
120 gramos de cereal de fibra, puede ser mezcla de varios (usé este)
80 gramos de chocolate al 60%
25 gramos de frutos secos picados o triturados (maní, almendras, marañones, pistachos...)
1/2 cucharada de semillas de chía
1/2 cucharada de ajonjolí tostado
Un puñado de frutas deshidratadas (pasas, arándanos, apricots...)
Papel parafinado.

Preparación:

Mezclar todos los ingredientes menos el chocolate en un recipiente y reservar.

Derretir el chocolate con su técnica favorita (cómo hacerlo aquí) puede ser poner el chocolate en un bowl 1 minuto en el microondas o al baño María hasta que derrita, como es poca cantidad de chocolate este paso es muy fácil.  Una vez derretido el chocolate añadir toda la otra mezcla al recipiente (en donde está el chocolate) y revolver muy bien todo con una cuchara de madera.

Aunque parece poca cantidad de chocolate, les aseguro que es suficiente con que los ingredientes queden untados, por eso debe mezclarse muy bien.

Poner el papel parafinado en una tabla de cocina y con una cuchara hacer montañitas con la preparación, fijándose de que queden separadas. Dejar reposar hasta que estén a temperatura ambiente y llevar al congelador 10 minutos. Sacar y disfrutar.


Rápidos, fáciles y deliciosos. Perfectos para llevar con nosotros para cuando ataque el hambre. Ricos para acompañar el té y el café. Y también son un regalo genial.

¿Qué están esperando para hacerlos?

- compartir es bonito -
           

No hay comentarios:

Publicar un comentario