19/8/15

Infusión natural anti-dolor.


Sé que este es un blog de cocina pero como decía Hipócrates: "Que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina.", así que además de alimentarnos muy bien, la próxima vez que nos duela algo y que sabemos que no es algo serio, en lugar de correr por un analgésico podemos hacernos una sencilla infusión que nos ayudará mucho, no sólo a calmar el dolor, sino también a relajarnos, y lo mejor es que es hecha en nuestro propio laboratorio, en nuestra cocina. 

A ustedes como a mí les puede preocupar la ligereza con la que hoy en día tomamos medicamentos para el dolor (y para todo), ya sea porque alguien nos los formula, no tiene ya que ser un médico, puede ser cualquiera, o porque nos acostumbramos a llevar montones de analgésicos con nosotros a todas partes y ante la presencia de cualquier dolor no dudamos en tomarlos inmediatamente. Bien, esto no debe ser así, primero que todo estamos poniendo en riesgo nuestra salud porque la toma indiscriminada de analgésicos además de dañar algunos de nuestros órganos nos crea dependencia. Y segundo, el dolor en la mayoría de los casos es una alerta amigable que nos dice que estamos cansados, estresados y que necesitamos una pausa, así que podemos sobrellevarlo sin tomar nada, simplemente tomándonos un rato de relajación con el método que más nos guste, hacer ejercicio, estirándonos, un masaje, una caminata, una siesta... en fin. 

Pero si quieren tomar algo natural, aquí está esta sencilla receta que llevo tomando por unos meses y doy fe de que funciona en casos de dolor y estrés. Pero como debe ser todo en la vida, la moderación es la clave, tampoco es para que tomemos todo el día, a toda hora, es sólo para esos momentos de dolor, y personalmente, me ha funcionado para dormir mejor, así que tomarlo antes de dormir es apropiado. 

Ingredientes:
1 taza de agua 
1 cucharada de hojas secas de moringa*
1 manojo de romero fresco
1 cucharadita de jengibre fresco rallado o en láminas
Limón al gusto para servir

Preparación: Poner a hervir en un recipiente el agua y una vez hierva agregarle todos los ingredientes y dejar hervir por 1 minuto, apagar, tapar y dejar reposar por 3 minutos. Servir con limón si se desea y tomarlo. 


Algo sobre los ingredientes:

Moringa: Le dicen árbol mágico y árbol de la vida, se le atribuye su descubrimiento a Médicos sin Fronteras en misiones donde tuvieron que ser muy creativos. Recientemente se volvió muy popular así como lo hace cada tanto un ingrediente natural (la caléndula, la uña de gato, el ginkgo biloba, el noni, y ya algún otro viene en turno de espera), se usan diferentes partes del árbol cada una con propiedades diferentes y se dice que es bueno para todo, para más de 300 enfermedades, pero hay tres propiedades que llamaron mi atención, se dice que es un alimento muy completo, que purifica el agua y que es antiiflamatorio. En algunos países se están lanzando proyectos para cultivarlo ampliamente con fines nutricionales y para la salud. A mí específicamente alguien me lo recomendó para el dolor así que es el uso que le he dado. 

Romero: "Tónico estimulante, antiinflamatorio, antiespasmódico, aperitivo, digestivo, carminativo, hepatoprotector, colerético, antiséptico astringente, expectorante". Y otra vez digo, como casi todo lo natural, sirve para casi todo ;) YO AMO EL ROMERO y lo uso para muchas cosas, para aromatizar las comidas, para hacer tónico para el pelo, para adornar regalos, para hacer limpiador natural, me encanta su olor, y ahora para la infusión anti-dolor. 

Jengibre: Se le atribuyen muchas virtudes, pero lo que aquí me interesa es que es antiinflamatorio y analgésico y se dice que es más efectivo que el ibuprofeno, para mí, razón suficiente, además el jengibre es muy versátil, en recetas lo podemos usar para muchas cosas dándole aroma y personalidad a las preparaciones dulces o saladas. 

Podemos ver que los tres ingredientes son antiinflamatorios y el dolor en muchos casos se debe a inflamaciones, así que de algo nos puede ayudar esta receta, aclaro que no soy una fuente certificada para estos temas y que esto sólo es basado en mi experiencia y usado para mi caso particular, pero ustedes pueden hacer su propia pequeña investigación y decidir si es bueno para ustedes también. Así que sobre todas las cosas, les aconsejo moderación y abstenerse de tomarlo si sufren enfermedades puntuales o si están embarazados. :) 


El mejor botiquín es una estilo de vida saludable, tranquilo y alejado de excesos. 

*La moringa se consigue en los lugares que vendan hierbas como en mercados tradicionales o herbarios, incluso ahora en casi todos los supermercados y en algunas tiendas de verduras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario