3/8/15

Pastel de queso Paipa, brócoli y calabaza.


Quizás ustedes como yo odiaban el brócoli y la calabaza de niños, pero resulta que ahora somos brocolináticos y calabazólogos empedernidos y morimos por las preparaciones que los tengan,  si es así, entonces este pastel es para ustedes, pero si no lo son, no se preocupen, esta receta es fácilmente adaptable a los vegetales que ustedes amen, de cualquier manera, les recomiendo que le den una oportunidad a este tipo de pastel, que porque no sea dulce no quiere decir que no sea una fiesta, además tiene queso Paipa, es decir, es todo un carnaval.

Hace unos días conseguí estos quesitos y como les conté ayer en Instagram estaba haciendo un experimento con este queso y estaba cruzando los dedos para que me saliera bien, bueno, salió más que bien, así que hoy está lista esta receta que espero que les guste mucho y la preparen. Por ahora sólo he hecho este experimento pero quiero hacer un par más para compartirlos con ustedes, al menos uno más sencillo, espero que entrar a cada rato como ratoncito a la cocina me deje algo de queso Paipa para lograrlo.


Aunque el queso Paipa merece todo un conversatorio no me alargaré mucho, (por favor ir al los enlaces de este post, allí les conversarán mejor que yo sobre este quesito) pero les contaré algunas cosas. Es el único queso con denominación de origen (D.O) en Colombia, tiene una nutrida historia, es hecho artesanalmente por pocas familias en Boyacá, lo que hace que sea aún más especial y amigable, es delicioso, es versátil, no necesita ser refrigerado, cuando se les atraviese uno pruébenlo y experimenten con él (que sea de verdad verdad, no "tipo Paipa"), mejor aún, si pueden viajen a Boyacá y pasen por Paipa, será un bonito viaje, y por último, recuerdo haber escuchado en la radio que el actual presidente de Colombia peleó por su denominación de origen cuando extranjeros la reclamaban, -buen trabajo misterpresident, algo es algo #guiñoguiño-. No siendo más, procedo con esta megadeliciosa receta. 


Ingredientes: (1 molde de 20 x 12 x 7 cm)
120 gr de queso Paipa rallado*
300 gr de brócoli
200 gr de calabaza
200 gr de harina de trigo integral
2 cucharaditas de polvo de hornear
3 huevos orgánicos
100 ml de aceite de girasol
100 ml de leche
2 cucharaditas de sal
Tomillo fresco y pimienta al gusto
1 cucharada de aceite de oliva

Preparación:
Se lavan muy bien los vegetales, se cortan, se grillan o se doran en un sartén con 1 cucharada de aceite de oliva y sal al gusto a fuego alto por dos minutos o hasta que el dorado sea moderado y se reservan. Se hace esto para darle más sabor al pastel y que los vegetales queden incorporados y no sean tropezones molestos como podría pasar si los agregamos crudos.

Se prepara el molde engrasándolo y enharinándolo, o usando papel parafinado o pergamino.

Se precalienta el horno a 190ºc.

En un recipiente con un batidor de mano se bate el aceite con los huevos y se le empieza a agregar la harina con el polvo de hornear, la sal, la pimienta y el tomillo.

Se agrega la leche y el queso dejando un poco de queso para espolvorear al final (2 cucharadas) y se bate muy bien.

Se añaden los vegetales dorados dejando algunos para el final y se termina de incorporar toda la mezcla con una espátula, se pone todo en el molde y se termina con los vegetales y el queso restantes.

Se lleva al horno a 190ºc por 45-55 minutos.

Desmoldar a los 10 minutos de sacado del horno y dejar enfriar para partirlo. Pueden tomar el riesgo de partirlo caliente pero deberán ser muy cuidadosos con el cuchillo para no desbaratar el pastel. Si deciden esperar o si son capaces de esperar (lo dejé toda la noche hasta la mañana así que casi muero esperando, pero valió la pena, hoy fue un delicioso desayuno), pueden calentarlo después en el horno y servir con un poco de aceite de oliva.


Puede guardarse en la nevera por 1 semana y hacer lo mismo, cortar y calentar en el horno, sin embargo, recién sacado de la nevera sabe delicioso, frío también se puede disfrutar, queda como un paté.

Si son de los que preparan recetas para tener listas en el futuro mediano, también se puede congelar ya rebanado y sacar por porciones y calentar en el horno.

Mejor dicho, con este pastel tendrán muchas opciones , así que ¡a la bio, a la bao, a la bim bom bao prepárenlo, prepárenlo ra ra ra! Además recuerden que pueden reemplazar los vegetales por los de su preferencia.


Apuesto que a alguien que conocen le va a encantar esta receta, así que no olviden compartirla.


Muchas gracias por pasar por Juliana con Sal, los espero en la próxima entrada con más ideas para que preparen en casa y recuerden probar el queso Paipa. 

*Nota importante: ¿Dónde conseguir en queso Paipa? En Paipa, obviamente ;), en muchos municipios de Boyacá, en Bogotá se consiguen en delicatessen, charcuterías y tiendas de barrio, en el resto del país en algunas delicatessen y en los grandes supermercados sólo he visto queso "tipo Paipa" que es hecho fuera de la zona de la denominación de origen, les recomiendo que sea Paipa de verdad, pero igual pueden probarlo, el de verdad verdad debe decir elaborado en Boyacá, en particular en los municipios de Paipa, Socha, Sotaquirá y Belén. Y por último, apuesto que lo encontrarán de venta por Internet, lo que está bien porque este queso no necesita refrigeración, o pueden simplemente encargárselo a un amigo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario